Ewals Cargo Care ha empezado a probar Gas Natural Licuado (GNL) como nuevo combustible de transporte. El GNL es un gas natural que cumple con las normas EURO6 actuales, ya que la conducción con GNL ofrece reducciones considerables en las emisiones de CO2, dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno, lo que hace que sea más ecológico que el diésel. Además, el motor de un camión a GNL es más silencioso. El gas se almacena a -162 °C, lo que lo convierte en líquido y hace que sea más fácil de almacenar y transportar en grandes cantidades. 

Durante la prueba, Ewals Cargo Care utilizó un camión a GNL de plataforma baja Scania en la ruta entre Venlo y los puertos de los Países Bajos, y las estaciones de servicio Shell de GNL en Rotterdam y Eindhoven para recargar. Las primeras impresiones fueron muy alentadoras, el conductor de Ewals quedó gratamente sorprendido por el rendimiento del camión, al que calificó como muy similar a un camión diésel. El proceso de recarga es más complicado, con respecto a las medidas de seguridad, pero no hubo inconvenientes gracias a las instrucciones de Shell.

Por el momento, la disponibilidad de estaciones de servicio de GNL es limitada. Debido a esta limitación, el rango de operación del camión de plataforma baja no está lo suficientemente implementado para el uso internacional. Las distancias regulares, relativamente cortas pueden ser muy beneficiosas, pero para facilitar la cobertura de distancias mucho más largas, se deberá ampliar la red de GNL en toda Europa. Hay expectativas de que esto suceda en los próximos años, al igual que el desarrollo continuo del camión en sí. 

LNG 1 LNG 2